Pages

Tuesday, April 2, 2019

2018, el peor año de mi vida.


Creo que las personas que en algún momento estuvieron pendientes a mi y me seguían, se tuvieron que haber preguntado en algún momento qué fue lo que paso conmigo. Y la realidad es que ni yo sabía lo que estaba pasando, por eso no pude hablar de esto hasta ahora.

No encontraba la manera de volver a escribir aquí sin antes sacarme esto. Primero, porque siento en el fondo que es lo correcto y segundo, porque mi sol en virgo no me deja arrancar como si nada sin antes soltar el pasado. Para honrar eso vamos a hacer las cosas BIEN. Y para mi eso significa addressing what actually went down in 2018, y eso es lo que voy a estar explicando en el post de hoy.

ALRIGHT, so where do we start?


A little disclaimer:

Antes de comenzar con la entrada de hoy me gustaría aclarar algo rapidito. Me di cuenta que en la entrada anterior no se si era yo en el viaje de que estoy bien rusty y hace más de un año que no escribo aquí. Pero me di cuenta que sueno como que...too proper. Y claramente, that's not me my dude

La realidad es que ese post lo escribí originalmente en inglés y lo tuve que traducir porque este blog es en español. Pero la traducción como que no me hizo justicia en el momento de captar mi esencia. Recuerdo publicarlo y estar como que...this feels WRONG, pero pues, vamos a pichar.

EL PUNTO ES...
Que en este post, y para siempre, voy a hablar como realmente soy, así que mis disculpas a lxs que no hablan ni chispa de inglés. Es realmente inevitable porque si traduzco las cosas que digo en inglés I'm gonna cringe so hard y no, I'm sorry.

También quiero decir que este post está larguito, just putting that out there


Finalmente, a lo que vinimos....el recap de mi 2018, YIKES!


Si les soy completamente honesta, el año 2018 es como un blur para mi. Tu sabes cuando empieza el año y uno pega a decir "¡Este es mi año!" y nos llenamos la boca diciendo que nos va a ir cabrón. Pues yo con miedo a que las cosas me salieran mal y después estuviera lamentándome piché eso, I was like fuck no. So empecé diciendo "mera, no voy a esperar nada, voy a dejar que me sorprenda."...well, turns out que no valió de nada no tener expectativas porque terminé decepcionada igual. 🗿


Y OJO! Decir que el 2018 fue el peor año de mi vida when a whole ass hurricane Maria pasó en el 2017, está pal de cabrón y dice mucho de lo algarete que fue.


Otro disclaimer:

By the way, quiero dejar bien claro que mi intención al compartir esto no es victimizarme ni que me cojan lástima. Estoy consciente que la seriedad de un problema es algo que puede ser relativo y quizás lo que para mi es algo bien difícil, para otros no.

Dejando eso claro, no quiero dar la impresión de que me estoy quejando o que la intención de este post es una completamente negativa. Quiero que entiendan que yo sé que hay personas que están pasando por cosas peores e incluso más serias. Esto es simplemente algo que quiero compartir con ustedes ya que el contenido que estaré publicando en el futuro es a raíz de todo lo que les voy a contar el día de hoy.

Lo pensé muchísimo antes de publicar esto. Estuvo sentado en mis borradores por varias semanas. Semanas que se convirtieron en un mes, dos meses, y así. Tenía mixed feelings sobre si compartir algo tan personal era lo correcto. No fue hasta hoy  porque qué más da cuando sé que nunca sentiré que es "el momento correcto"  que tuve el valor de compartirlo.

Ser vulnerable no es fácil.

Putting myself out there took a lot of courage, pero algo me dijo que tenía que sacarme todo esto. No simplemente para tener un closure con mi pasado y dejar este dolor atrás para así finalmente seguir hacia adelante. Pero también porque soy fiel creyente de que todo en esta vida tiene un propósito. Y si Dios sembró en mí esta inquietud de hablarlo, yo confío en que me estoy prestando para algo positivo. And I know for a fact que este post lo va a leer quien realmente lo necesite, cuando el universo entienda que lo deben encontrar. Y si el momento es justo ahora, pues aquí estas.

A veces we get too caught up en el juego de subir solo los highlights de nuestras vidas a las redes y le damos la impresión a los demás que nuestras vidas son perfectas cuando eso no puede estar más lejos de la verdad.

Una de mis más grandes prioridades desde que comencé este blog a mis 17 años siempre fue ser honesta con todo el que saque de su valioso tiempo para leerme. Y hoy estaré honrando esos deseos y seré lo más real posible con mis emociones, con contigo y conmigo misma.

Mi pasado, mis errores y mis tropiezos, todos son parte de mi. Todos fueron absolutamente necesarios para que aprendiera muchísimas cosas que se terminarían convirtiendo en las lecciones más grandes de mi vida. Lecciones que me llevaré conmigo siempre. Aprendizajes que me ahorrarán muchos errores en el futuro because now I know better, and I'm grateful for that.



Un mini recap del 2017
para que tengan una idea más clara
de cómo fue que recibí el 2018....

En verano 2017 tuve una reacción alérgica a una mascarilla y me dio un rash que me terminó causando un acné bien fuerte que me quito las ganas de TODO. Me la bajó una cosa horrible, no quería hacer nada y estaba como que en el viaje. No sabía ni por dónde empezar a arreglarlo.

Fast forward agosto 2017, empecé en el trabajo (MW) de mis sueños y enserio que lo AMABA. Pero me involucré demasiado en él y no me estaba dando cuenta que no le estaba dedicando tiempo a mi blog.

Y la realidad era que lo estaba descuidando porque ya desde el verano venía dando síntomas de estar cayendo en una depresión y se me fue la musa completamente. BTW, a todo esto yo no me daba cuenta que me estaba deprimiendo, estaba muy distraída en el hype de mi nuevo trabajo.

Mi obsesión era tanta que muchas veces me quedaba horas overtime sin paga por mi propia cuenta lo más feliz del mundo. (yup....i know, what?)  Y no me malinterpreten, no me arrepiento de todo ese tiempo extra que pasé en ese lugar porque me sirvió de aprendizaje y amaba compartir con mis compañeras de trabajo y acompañarlas en sus shifts.

I was naive and excited. Era mi primer trabajo y me encantaba. Yo estaba feliz de estar ahí todo el tiempo posible. Pero no me estaba dando cuenta que era algo que hacía inconscientemente to I guess...escapar mi realidad?

Mirando atrás, ahora entiendo que me refugié demasiado en mi trabajo porque se estaba convirtiendo en eso que me distraía de mis pensamientos y de mi realidad, que no era la más positiva.


Luego llega María...el día de mi cumpleaños.

YUP...you read that right.

ON MY 20th BIRTHDAY!

Algún día le dedicaré una entrada completa a lo que fue mi experiencia porque es algo que necesito documentar aquí y tratar de ponerlo en palabras. No solo fue una tragedia para todo el país, realmente fue algo histórico que a todos nos causó mucho dolor de alguna manera. Y en mi caso fue terminar mi segunda década en esta tierra bajo uno de los huracanes más fuertes que han azotado Puerto Rico en toda su historia.

Realmente es algo que jamás se me va a olvidar.

¿Quién olvida algo así?

Como dije, algún día voy a entrar en detalles, hoy no es el momento.

Pero para resumir un poco por qué menciono esto aquí...for some reason, mi cumpleaños #20 era el cumpleaños que mas me hacia ilusión. Desde siempre mis #20 me emocionaban mucho y era un milestone que soñaba celebrar con una fiesta rodeada de gente que amo. Y tuve que celebrarlo en la oscuridad con mi mamá y mis perritos mientras mami me cantaba cumpleaños con la única vela que teníamos para alumbrarnos que ni siquiera pude soplar. Todo esto mientras se escuchaba el rugido del viento afuera retumbando en las ventanas.

Cuando llegó la noche y me tocó irme a dormir, todo me cayó encima. Fue una de las noches más tristes de toda mi vida, sin relajo.

Y ni hablar de los días después del huracán, mis noches fueron una pesadilla, lloraba muchísimo.

Éramos el silencio sepulcral, mis pensamientos y yo.

Imagínense pasar por un huracán mientras claramente no estás bien mentalmente para empezar, EN TU CUMPLEAÑOS.Y para empeorar aún más las cosas, no tener a nadie que te haga compañía en las noches porque eres hija única sin hermanos con quien hablar y distraerte. Me sentía completamente sola.

Creo que pueden tener una idea de como todo conspiró en ese momento a invadir mi mente con toda clase de pensamientos negativos que se apoderaban de mi todas las noches.

La soledad y yo nos conocemos muy bien, lamentablemente.

Es un sentimiento con el que he tenido que lidiar toda mi vida, y creo que es mi demonio mas grande si les soy honesta. La única herramienta que tenía para escapar mi mente en ese momento era una libreta y un bolígrafo donde documentaba todo lo que pasaba. Y confíen en mí cuando les digo que no quieren leer las cosas que escribía ahí, dan ganas de llorar.

El punto es...

La suma de:

  • Lo que sucedió en el verano que me arrebató completamente mi autoestima y afectó mi musa en el blog y en mis proyectos.
  • La situación con mi trabajo siendo un refugio y simultáneamente pasando por problemas personales que debí haberme detenido a atender y sanar.
  • El huracán destrozando la isla, arrebatándome mi cumpleaños y causando tanto dolor y pérdidas en tanta gente. Plus triggering my loneliness really bad.


Todo eso really fucked me up dude.

Enserio me jodio mucho la mente, y no encontraba como caer en tiempo.

En noviembre 2017, conozco a BTS, que estoy segura que si me siguen en Instagram saben for sure quienes son porque no paro de hablar de ellos. Pues digamos que ellos llegaron a mi vida en ese momento. Cuando más necesitaba un respiro de lo gris que se me estaba tornando la vida.

Y los menciono porque necesito que entiendan que este grupo plays a huge role en lo que sería el resto de mi 2018, ya que todo lo que sucedió el resto del año fue en parte gracias a que los encontré. Y en esto entraré en detalle en el futuro, ahora mismo no les hará sentido. Y si no saben nada del mensaje que promueven, para resumirlo, BTS es un grupo que hace música enfocada en temas de salud mental, injusticias sociales, amor propio, empoderamiento y una infinidad de temas que para mi son importantes y me han servido de aliento.


With that being said...

Ahora a lo que vinimos,
MI 2018.


Cuando digo que el 2018 fue el peor año de mi vida no les miento.

Realmente fue muy difícil para mi y pasé la gran mayoría del año (por no decir en su totalidad), sintiéndome infeliz y sin rumbo. ¿Alguna vez has sentido que no estás viviendo? que meramente sobrevives...esclavx de la rutina, el mismo día repitiéndose una y otra vez...pues así.

Me sentía muy vacía. Absolutamente nada llenaba mi corazón. Lo que estaba estudiando ya no me apasionaba y sentía como la presión de no estar segura de que carrera quería ejercer me quitaba la paz. Lidiando con ese inner battle de sentir que se te va el tiempo y no sientes que estás haciendo nada que realmente te trae felicidad y te apasiona. Comparando tu camino con el de otros, sintiéndote cada vez más chiquititx con sed de saber lo que se siente vivir con propósito.

To feel like you got your shit together for once.

Recuerdo sentir que no tenía tiempo para mi. Sentía que todas mis responsabilidades me estaban jalando en direcciones opuestas. Que me tenía que dividir en mil pedazos para poder balancear mi trabajo, mi relación y mi tiempo para mi. No encontraba cómo salir de ese ciclo que lo que hacía era drenarme.

Comencé a sentir que algo no estaba bien pero no lograba entender qué realmente pasaba conmigo. I tried to brush it off y vivir como si nada estuviera pasando, pero la realidad es que solo me estaba engañando a mi misma. Mi vida se volvió tan monótona y rutinaria. Y no creo que eso necesariamente deba ser algo malo cuando vives una vida que amas. Pero cuando estás viviendo una vida de la que no estas orgullosx, una vida que vives por vivirla, por que abriste los ojos en la mañana y no te quedó otro remedio que repetirla...

¿Cuando se vive de esa manera de dónde se sacan ganas para enfrentar esa realidad día tras día?

Sentía que la vida que llevaba no estaba alineada con la persona que sentía que era en el fondo. Y esto me llevó a cambiar mi vida completamente. A tomar decisiones que jamás pensé tomar mientras buscaba encontrarme y entender quien realmente soy y que quiero para mi.

Con dolor en mi alma tuve que elegirme a mi y ponerme primero por primera vez en mucho tiempo para así priorizar mi felicidad y mi bienestar emocional. Aún cuando eso podía herir a gente que amo.

Y para simplemente zumbar el balde de agua fría y llegar al grano, aquí les dejo una lista de todos los eventos que viví en el 2018 que hicieron de mi año uno bieeeeen cuesta arriba.

I struggled A LOT with self-image and confidence

Perdí por completo el amor a mi misma. Mi autoestima tocó fondo a niveles tan serios como no soportar ver mi reflejo. Mirarme en el espejo fácilmente me arruinaba el día entero. Casi no tengo fotos en todo el año porque no podía soportar mi apariencia. Me encontraba defectos en todas partes. Subí de peso y odiababa como lucía. Mi apariencia simplemente no me hacía feliz y eso es algo que nunca había experimentado hasta ese entonces. Fue bien fuerte y me afectó en todos los aspectos posibles, incluyendo las relaciones con todas las personas en mi vida. Era un day to day battle y nadie entendía lo mucho que me afectaba y todo lo que lloraba casi diariamente por lo insegura que me sentía conmigo misma. La baja autoestima me arrebató muchísimas cosas y me privó de tener experiencias que no volveré a recuperar. Pasé la mayoría del tiempo encerrada sin salir de mi casa.

Me alejé de todos y de todo

Dejé de actualizar mis redes sociales. Dejé de ver qué sucedía en la vida de los demás. Simplemente desaparecí y no daba señales de vida online ni por equivocación. Ignoraba los mensajes de mis amistades porque simplemente no encontraba la manera de responder y eventualmente resultó en perder contacto con ellos. Ni siquiera yo podía entender porque sentía esa necesidad de aislarme de todos los que me quieren. Simplemente no quería hablar con nadie. No quería saber de nadie. Esto afectó mucho mi relación con los pocos amigos que tenía, que de por si apenas compartía con ellos y estuvimos muy distantes.

Me sentí más sola que nunca

Remember how I said loneliness and I know each other well? yeah.. el 2018 no fue la excepción. A veces confundimos estar solos con sentirnos solos, y realmente son dos cosas completamente diferentes. No importa cuanta gente tuviera a mi alrededor, al final del día me sentía sola. Even while I was dating, I just felt completely empty and alone and I couldn't figure out why. Es un sentimiento inexplicable que provocó un vacío bien grande dentro de mi que no sabía cómo llenar. Lloraba tanto...es algo que no le deseo a nadie, es un sentimiento que te parte el alma el mil pedazos. I remember my life was basically me crying in the car all the time. I would drive for hours through the whole highway, back and forth, wasting my gas, just sobbing. But it was the only place I could really have privacy to cry alone. I would buy food, park somewhere, eat and just...cry. I felt so lonely, all the time. It was insane. It was a really dark time for me. And I kept it all to myself, I never really told anyone. Not even the person I was dating at the moment, it was just really bad. And this went on for months and months, almost the entire year. It was really rough.

Perdí el interés por cosas que solía amar

Perdí mi esencia, perdí el contacto con todo lo que fui en un momento. La yo que amaba la moda, la belleza, las redes, todo lo que me apasionaba de un momento a otro desapareció. No tenía el más mínimo interés por nada que antes solía hacer brillar mis ojos. Temas de los que podía hablar por horas porque me hacían genuinamente feliz, simplemente dejaron de llenarme. Y esto es una de las cosas que más me jode la mente porque fue como si de la noche a la mañana me convirtiera en otra persona sin identidad. It's just...scary. I remember feeling very lost and concerned about who I was.


Terminé mi relación de 3 años

Definitivamente una de las cosas más significativas del 2018 fue mi separación de la persona que me acompañó durante los momentos más importantes de mi adolescencia. Mi ex y yo más que novios siempre fuimos los mejores amigos y nuestro lazo es uno muy especial. Vivimos muchas cosas juntos y creamos recuerdos hermosos de los que estoy muy agradecida con la vida que los viví con él. Me regaló una segunda familia que voy a querer por el resto de mi vida. Fueron 3 años de mucho crecimiento, aprendizaje y experiencias hermosas que me llevaré conmigo siempre. Pero a veces el camino que nos lleva a encontrarnos a nosotros mismos y descubrir quienes somos, se encarga de separarnos de personas que amamos. Está en nosotros en confiar en nuestra intuición y permitir que el plan del universo obre en nuestras vidas.

Renuncié a mi trabajo

Mi trabajo comenzó a drenarme de la peor manera posible. Lo que en algún momento fue mi lugar favorito se convirtió en una pesadilla. De un momento a otro no me sentía cómoda en ese lugar por muchísimas razones. Eso y el hecho de que mi depresión y mis problemas personales iban en picada, fueron la fórmula perfecta para el desastre. No les puedo explicar la cantidad de veces que tenía que irme a la parte de atrás del salón a llorar y retocarme el maquillaje cuando la tienda estaba vacía. Mi tristeza era demasiada, por mas que tratara de dejarla afuera de la puerta, era humana imposible. Era un vacío y un sufrimiento que nunca había experimentado antes, era completamente infeliz con mi vida y con mi trabajo. Jamás permití que eso afectara mi relación con los clientes, claro está. Pero solo digamos que my job became a toxic environment for me, and it was making my mental health so much worse. The day I quit was one of the most traumatizing days of my life. It was very humiliating and I will never forget what was said to me. That shit stuck.

My first heartbreak

El amor me sorprendió nuevamente donde menos lo esperaba, de la manera más inusual posible. Retando completamente toda mi realidad y dejándome clarísimo que el amor no conoce límites y llega cuando no lo estas buscando, cuando menos te imaginas..y mira que me llegó. Perdí la cabeza por alguien y le entregué mi alma. Pero cometí muchos errores, demasiados. Me equivoqué en tantas cosas. I said and did things that were so unlike me. It came to a point where I was just really concerned about how much I loved this person and how it was making me go insane. But I couldn't really stop myself or the thoughts that would run through my head, I literally became lovesick.

I loved this person in ways that were just...mind blowing, even for myself. I lived scared of my own feelings because I didn't think it was possible to experience love like this. This shit hit different. Pero éramos agua y aceite, polos opuestos que juntos eran una bomba de tiempo. Such a messy, messy breakup. It was really traumatizing for both of us, it fucked me up to the core of my being like anything else. I've never experienced a pain like this before. Digamos que en el momento que finalmente vi todo con claridad y pude entender que no nos hacíamos bien, fue el dolor más grande que he sentido en toda mi vida. Pero entendí que no estaba lista para estar con alguien en ese momento. Descubrí que la raíz de muchas de nuestras diferencias venía de mi falta de amor propio. Mi falta de poner el mundo en pausa y finalmente trabajar en mi. Conocerme y amarme incondicionalmente antes de todo. Tenía mucho que aprender, muchas heridas por sanar. ¿Cómo podía tratar de amar a otra persona si ni siquiera sabía cómo amarme a mi misma? Dejar ir a veces es el acto de amor más grande que puedes hacer por una persona, y esta vez me toco a mi.

Estuve severamente deprimida

Yo pensaba que sabía lo que era estar en depresión. Pensaba que sabía lo que era sentirme vacía y estar profundamente triste. Pero la realidad era que no tenía la más mínima idea de lo que era eso hasta este año. Este año lo viví en carne propia en su estado más crudo y entendí realmente cuán poderoso puede ser y que a la depresión hay que tratarla con la seriedad que se merece. Y la realidad es que es un trastorno mental, punto. Así de crudo, así de fuerte y asi de feo como suena. ¿Qué otro nombre se le puede poner a eso que me arrebató tantos meses de mi vida? Meses que nunca van a regresar, tiempo que no puedo recuperar nunca. Me privó de experiencias, de claridad en mis pensamientos, me quitó lo mas que amaba en la vida y ni cuenta me di.


No fue nada fácil.

El 2018 fue un año muy retante emocionalmente donde me enfrenté con emociones que nunca había sentido antes. Viví cosas que jamás pensé vivir. Me estrellé con el mismo muro tantas veces.

Me hicieron daño. Me minimizaron, me humillaron, me trataron como mierda. Cometí muchos errores...demasiados. Me salieron caros. I really fucked up dude, la cagué. Perdí a personas importantes para mi en el camino. Tuve que enfrentarme con mis demonios más grandes. No les puedo explicar cuántos llantos acompañados de los gritos más desgarradores me salieron desde el rincón más profundo de mi alma. The countless times I cried myself to sleep choking on my sobs and filled my pillowcase with a river of tears. Todas las veces que me levanté y sin tener break de procesar que estaba viva y mi reacción instantánea al abrir los ojos era romper en llanto sin poder creer mi realidad.


Y que irónica es la vida, ¿no?

Porque si no hubiera sido por cada uno de esos tropiezos jamás me hubiera convertido en la persona que soy hoy. Valió la pena cada lágrima que derramé y cada puerta que se cerró. Gracias a todas esas situaciones tan duras y a todos mis errores, me vi forzada a enfrentarme cara a cara con el dolor. Y quien se hubiera imaginado que tocar fondo terminaría siendo la bendición más grande de mi vida.

Vivimos con tanto miedo a fracasar y sufrir que se nos olvida por completo que cada situación difícil también es una oportunidad para aprender. En esta vida jamás nos vamos a librar del sufrimiento, es algo inminente. Porque de esto se trata la vida, de altas y bajas, se necesita un balance. No todo puede ser color de rosa, es necesario tocar el suelo para luego levantarnos mucho más fuertes.

El verdadero fracaso es cuando no se aprende nada de los errores.

Y ahora dime tu...

¿Porque me quedaría derrotada llorando por todo lo que salió mal? Cuando puedo usar esa misma energía para cambiar mi perspectiva y enfocarme en todo lo que floreció de esta situación. Enfocarme en lo que  está bien, en todo lo que aprendí. En las lecciones que me llevaré para toda la vida, errores que no volveré a cometer porque me basta sufrirlos una vez para saber lo que me espera. En el hecho de que crecí enormemente como persona y que jamás habría llegado hasta aquí sin haberme caído primero.

Elegí entender. Elegí aprender. Elegí pedir perdón.
Elegí perdonar y lo más importante,
elegí perdonarme a mí misma.

Y no me voy a sentar aquí a decir que ahora soy la persona más feliz del mundo porque esa no es mi realidad. O a mentirte diciendo que ya no existen días o semanas en los que siento que todo el progreso que he logrado se me desmorona y vuelvo a caer 3 escalones más abajo preguntándome qué más la vida quiere de mí cuando siento que he hecho de todo para levantarme. Porque la realidad es que así es esto.

Para decirte más, yo comencé esta entrada a finales de febrero. Donde ya llevaba casi 2 meses sintiéndome tan bien, tan en paz, tan tranquila con de todo lo malo que he vivido porque estaba clara de todo el aprendizaje que gané. Esta entrada ya estaba terminada y en el final había escrito con tanta certeza que todo lo que viví había quedado atrás y no había espacio para recordarlo con dolor.

Entonces el mes de marzo me sorprende devolviendome sentimientos que juraba haber enterrado. Recuerdos que juré superar volvieron a atormentarme. Y es ahí donde la vida me dice, sit down and humble yourself, que la verdadera sanación no termina en el primer momento de "alivio" o "paz" que sientes.

La verdadera sanación es un proceso que solo el tiempo y tú disposición de aprender de todo lo vivido pueden curar.


Y entonces por fin logro entender el propósito por el cual no pude publicar esto antes.

La razón por la cual sentía en mi pecho durante todo este tiempo que no era el momento de soltarlo.

El universo me estaba ahorrando la confusión de publicar esto en febrero y mirarlo ahora en abril y no entender porque en tan solo un mes ya no me siento tan confiada de mi progreso. La vida me estaba ahorrando sentir en estos momentos que les estaba "mintiendo" porque ese final tan perfecto que juré tener el día que completé el primer borrador de esta entrada, se iba a desvanecer.


Irónicamente esta entrada termino dándome otra gran lección....

Lo que no había entendido hasta este preciso momento era a tener más compasión conmigo misma y a tenerme paciencia. Entender que cuando se sufre tanto lo menos que puedo esperar es que el proceso de sanación tome su debido tiempo. Y que no debo sentirme mal o culparme por quizas aun no estar donde quiero emocionalmente y no sentir que estoy en mi 100% porque no es justo. No es justo ser tan dura conmigo misma y querer exigir una recuperación tan rápida cuando las heridas fueron tan profundas.

Y quiero que hoy te lleves esto contigo. Que cada vez que sientas que tu progreso está siendo saboteado por recuerdos y emociones que no puedes controlar, por favor, perdónate. Entiende que aún cuando tu mente tiene una lista de mil razones para no sentir lo que estás sintiendo, aún cuando ya has tomado todas las medidas necesarias y estes clarx con tus decisiones...

Aún con tanto progreso y habiendo tomado decisiones que sabes que son por tu bien...

Aún así...no estamos inmunes a sentir lo que no queremos.

Permite honrar tus emociones, si necesitas llorar una vez más, hazlo. I can't stress enough cuán importante es permitirte sentir tus emociones en vez de reprimirlas. Sentir culpa y vergüenza y preguntarte "cómo es posible que todavía me sienta asi despues de tanto esfuerzo", es solo parte del proceso de ser tan inestables, tan blanco y negro...tan seres humanos.





Hasta aquí la entrada de hoy, muchas gracias por leer hasta aquí. Esta es la primera de una serie de entradas que estaré compartiendo durante las próximas semanas con relación a mi 2018. Comprendí la importancia de reflexionar sobre las experiencias vividas en un año y la magia detrás de sentarse a analizar cómo 365 días pueden definir la versión actual de quien eres en este preciso momento.

Esta fue una introducción cruda a todo lo "negativo" que me sucedió en el 2018 y cómo marcó mi vida para siempre. Tengo mucho que contar sobre el pasado año, sin duda, it was one for the books. Pero no todo fue negativo, también sucedieron eventos muy importantes que les quiero contar. De la misma manera, estaré entrando un poco más en detalle en lo "negativo" en las próximas entradas y estaré compartiendo cómo fue que todos los eventos que les conté el día de hoy me han ayudado a encontrarme a mi misma y a valorar la importancia de caerse y tocar fondo.

Si te identificas con algo que compartí el día de hoy o si este escrito te hizo pensar en alguna situación difícil que viviste el pasado año, quiero que sepas que no existe situación con la que tu no puedas aunque se te haga muy difícil verlo en estos momentos. Hay un proposito detras de cada dificultad que se te presenta en la vida y te prometo que llegará el día en que mires atrás y entenderás muchísimas cosas.


Te mando un fuerte abrazo.

0 comments:

Post a Comment

 
Design by Studio Mommy (© Copyright 2015)